Cómo activar tu energía sexual

¿Sabías que el Yoni  —la vagina– es la base de la activación energética del  cuerpo femenino?

La espina dorsal, es el cableado de energía más importante que tenemos, comienza en la cabeza y termina en la pelvis, es un hueso que nos sostiene y nos alínea con la energía de la tierra desde el coxis y la del universo desde la cabeza. 

Ahora vamos a la mejor parte, tu Yoni hace parte del área pélvica, esto quiere decir que la base de tu espina dorsal tiene la suficiente relación con tu Yoni como para ser activada desde allí. O sea  que cuando respiras y trabajas con tus músculos pélvicos enciendes la energía de tu ser y comienzas a mandarla desde tu Yoni, tu base, hasta tu corona, el final energético de tu espina dorsal. 

Yo lo hago todas las mañanas, aunque a veces lo practico antes de dormir también para jugar con mi energía en posición horizonal. 

La activación del Kundalini es algo que debes hacer todos los días y que te ayuda a desbloquear las energías estancadas en tu columna que se convierten en pesadez a la hora de vivir, cansancio, depresión, insomnio. 

Si tienes una práctica espiritual puedes incluirlo en tu rutina. Yo dispongo de 7 o 14 o 21 respiraciones profundas en las que acompaño y acompaso la inhalación con la lenta contracción de los músculos pélvicos. La inhalación por la nariz así como la contracción las hago lentas y sincronizadas, al llegar al tope aprieto y sostengo el aire por 3  a 5 cuentas.

Ahora voy exhalando por la nariz despacio y sincronizada con la relajación de los músculos pélvicos, hasta llegar al final de la exhalación y con ello a la relajación absoluta del suelo pélvico, ahí sostengo la relajación y el aire por 3 a 5 cuentas. 

Eso es un ciclo. Puedes utilizar tu mala para contar tus ciclos de respiración y no distraerte en la cuenta. 

Puedes comenzar 7 ciclos la primera semana, ir a 14 ciclos la segunda semana y a 21 ciclos la tercer semana. 

Utiliza tu diario para ir escribiendo cómo te sientes antes y después de los ejercicios, qué tipo de pensamientos llegan, si llegan lágrimas ¿por qué son? y demás información que consideres importante registrar.

Estas respiraciones pueden despertar emociones que puede que no entiendas, no las cuestiones mucho pues pueden ser emociones muy viejas que retuviste y que con este trabajo vas a limpiando. Para que estas emociones sanen, deben salir a la superficie, permíteles hablar, llora hasta que se acabe el llanto y regresa a tu calma y tu respiración. 

Si tienes dudas o inquietudes, ¡escríbeme! Estaré muy feliz de ayudarte.

Con todo mi amor,

Ana Bolena ∞ AlasdeOrquidea