¿Qué es un círculo de Mujeres?

circulo1.jpg

Lo que mi camino me ha mostrado con claridad, es que las mujeres somos la fuerza creadora del universo, las encargadas de velar por esta madre tierra desde el plano de la consciencia, la conciencia y la espiritualidad. No repetí la palabra consciencia, solo que en nuestro trabajo como mujeres requerimos ambas. 

Nuestras mujeres ancestrales velaban por la comunidad y el trabajo en equipo, se ayudaban las unas a las otras con las tareas de la familia, cuidaban mutuamente de sus hijos, mientras unas cocinaban, otras se encargaban de otra cosa. 

Con el ritmo de vida que tenemos hoy, la comunidad se perdió, sin embargo, veo esta divina tendencia de recuperarla por medio de grupos d yoga, de meditación, de macramé, de pintura etc. Las mujeres estamos despertando, eso es una realidad y un poco conscientes un poco desde el plano de atracción, buscamos reunirnos con otras mujeres para sostenernos.

Bienvenidas a un círculo de mujeres. Algunas lo llaman Costurero, otras jueves de chicas, en AlasdeOrquidea las llamamos Círculo de Mujeres. No importa qué hagamos en ese círculo: cantar, bailar, jugar cartas, tejer, leer cartas, meditar, lo que importa es la energía femenina que se reúne para un fin común y eso es magia, ahí despierta la bruja, sí o sí.

En los círculos de mujeres he experimentado diferentes cosas, desde mucha actividad emocional, hasta diversión, risas y conocer nuevas amigas. No importa si los guío yo o si soy participante, siempre me voy con un cúmulo de energía en mi corazón que no me deja quitar la sonrisa de la cara.

Para mi, guiar un círculo, es algo muy emocional. En sí yo soy una persona muy emocional, poco a poco he dejado de pelear con mis lágrimas que me sorprenden ante cualquier estímulo de alegría o tristeza, he aprendido a transmutar esa emoción compartiéndolo con las mujeres que están en ese círculo.

Como facilitadora me funciona mucho ser tan real como pueda sin guardar la estampa de la Gran Maestra, mantenerme humilde, abierta y dispuesta me permite ser vulnerable y eso me da libertad, porque sé que si se me salen las lágrimas, todas están ahí para sostener mi llanto, así como yo felizmente las sostengo a ellas cuando es el momento.

He aprendido a guiar, a punta de respiración a mis emociones fuera del sistema si son malucas o a disfrutar el rush si son deliciosas y alegres. Esto me hace quebrar la voz inevitablemente pero con la fuerza de mi Círculo, recibo que mi voz se quiebra, porque soy frágil y vulnerable y eso me da libertad. Creo que ya repetí que me da libertad, pero lo vale porque es lo que experimento cuando me permito soltar la resistencia y la cara dura. 

Por eso me resulta tan sanador un círculo, porque es ahí en donde he pasado limitaciones de mi pasado, como por ejemplo cantar en público. Jamás lo pensé, no considero tener una voz lo que se diga bonita, aunque me habría encantado tenerla, sin embargo, en círculo, las mujeres cantamos, aunque nuestra voz no sea la de Peia (búsquenla, es una vaina loca), y bailamos y nos movemos, porque es lo que las mujeres hacemos para elevar la energía de nuestro ser, para que las intenciones y oraciones vuelen por los aires y le lleguen al Gran Espíritu. 

Si no tienes un círculo aún, búscalo, ármalo, encuentra tu hermandad. En AlasdeOrquidea siempre estaré virtualmente feliz de recibirte y si vives en Miami, de que formes parte del nuestro que cada encuentro se nutre con más mujeres amorosas que nos reunimos cada mes.

En un círculo de mujeres aprendo, porque me observo y observo a las demás, porque aprendo de ellas así como ellas aprenden de mi, porque con sus historias sano y me emociono, porque la energía con la que quedo es radiante y femenina. 

VE AQUÍ SI QUIERES HACER PARTE DE NUESTRO CÍRCULO DE MUJERES EN FACEBOOK

VE AQUÍ SI QUIERES SUSCRIBIRTE A MI PÁGINA Y RECIBIR TODO EL CONTENIDO DIRECTO A TU CORREO. 

VE AQUÍ (¡AH VERDAD!)

Les mando todo mi amor,

Ana Bolena ∞ AlasdeOrquidea