El significado de los Animales Sagrados

oso.jpg

Las tribus del norte de América creían en la medicina espiritual de los animales nativos como representación de la sabiduría de la Madre Tierra.

Los animales nos enseñan a través de su instinto y comportamiento. Nadie le dio un curso a la hormiga al nacer sobre cómo debía vivir y trabajar ni su rol en la colmena. La hormiga, que es la maestra de la Paciencia y el trabajo constante, simplemente Es y Siendo nos ayuda a reflexionar sobre sus virtudes o medicina.

Hay una lectura con la que trabajo que me encanta porque es muy atinada en cuanto a los retos y posibilidades que tenemos en esta vida. Esa es la lectura de los 9 Animales Sagrados.

Esta lectura, se dice, según las enseñanzas chamánicas tradicionales del norte de América, solo se debe de hacer una vez para conocer las 9 energías animales que viajan con nosotros en esta experiencia o encarnación.

Cada uno de estos animales, nos acompañan en nuestros 4 puntos cardinales: al norte, al sur, al este y oeste, así como arriba, abajo y adentro, y a la derecha y la izquierda.

Cada uno nos guía en algún aspecto de nuestro camino, por ejemplo, los de la derecha e izquierda representan nuestro masculino y femenino respectivamente, así cada punto o dirección significa algo.

Los Animales nos enseñan por cómo son y se comportan. Por ejemplo, para quienes convivimos con perros, entendemos perfecto su medicina o enseñanza.

El perro es el animal de la Nobleza y la fidelidad. Es un animal que nos habla de compasión, de amor incondicional pero que también muestra una cara oscura y es que quienes llevan como su guía en alguno de sus puntos al Perro, también pueden permitirse ser tapetes en relaciones y perdonar o aceptar situaciones de abuso.

Un animal que me encanta poner de ejemplo es el Caballo. El caballo fue el primer sirviente de la humanidad, gracias a él los humanos pudieron recorrer distancias que antes ni se pensaba. En las tradiciones nativas, robar caballos era/es robar poder, y eso es exactamente lo que simboliza el caballo: Poder.

Piensa que hoy en día, aún se refiere uno al poder de su carro con caballos de fuerza. Y si te ponen una foto de un caballo es muy probable que te identifiques con su poderío.

Para entender la medicina que cada animal brinda no es necesario volverse erudito de las tradiciones nativas ni sus simbolismos o representaciones, sino conectar con la energía del animal por medio de la observación.

Cuando observamos cómo vive, reacciona y se comporta un animal, entendemos su maestría.

A mi me gusta ver documentales y programas que hablen de eso porque me permiten ir más a fondo en el entendimiento de la medicina o enseñanza de cada uno.

Antes de hacer una lectura de los 9 Animales Sagrados, quien recibe la lectura escoge 4 animales con los que conecta y al final, si esos animales no han salido, se escogen para saber cuales representan el femenino y el masculino. Lo que yo le digo a las personas es que escojan no solo animales que les gustan sino recordar si hay fobias o animales que generen mucho miedo o incluso alergia.

La sabiduría de la Madre Tierra también viene en forma de miedos o fobias, así que si sientes algo así con un animal, observa cual es su medicina y evalúa por qué se refleja en miedo en ti.

Los animales sagrados son uno de mis vehículos favoritos para conectar con esa energía sabia y asertiva que siempre me abre ventanas y expande la mente. Siempre sus mensajes son claros y llevan un cuestionamiento o reflexión. Amorosos pero asertivos, esa palabra es perfecta para ellos “asertivos”, ellos nos muestran que puedes “regañar” pero amorosamente, o sea, quitarle al regaño la cantaleta y dejar la parte sabia, la que te advierte cuál camino te beneficia y cuál te sabotea.

Esta lectura es muy especial para mi y ha sido muy especial para quienes la han hecho conmigo o por otro medio. Aprender de esas energías que viajan con nosotros y nos hablan de quienes somos nos ayudan a entender los retos que la vida nos coloca y cómo darle perspectiva a las cosas.

Sin embargo, a esto no solamente llegas por medio de una lectura de cartas sino por medio de observar a la naturaleza, por medio de darnos tiempo de contemplar y ver más allá de unos ojos que miran mientras la mente piensa en otras cosas.

Cuando logramos esa conexión no necesitamos ningún oráculo, pues nosotras nos convertimos en ese propio oráculo que aprecia los cambios de ciclo y estación, que escucha a la naturaleza y vive en sintonía con ella, que observa lo que hay a su alrededor y aprecia la vida en todas sus representaciones.

Vivimos en una gran metáfora, entenderlo me ha abierto las puertas a encontrarlas en cada pequeño detalle.

Con todo mi amor,

Ana Bolena ∞ AlasdeOrquidea

pd. Si quieres agendar una sesión de lectura de Animales Sagrados llena la forma a continuación.

Nombre *
Nombre