Desodorante Natural para Ella y Él

©OnceUponsFairyDog IMG_0615_.jpg

Yo no sé si a ustedes les pasa, pero encontrar un desodorante con todos los requerimientos para que sea sano, es un tanto complejo. Los “buenos” son malos para la salud, y los buenos para la salud, son malos en contra del olor.

Desde que escuché y entendí que los antitranspirantes son fatales pues al taponarte para que no sudes, se pueden formar tumores. No solo eso que ya está espeluznante, ¿qué tantos químicos puede traer uno de esos desodorantes que después de una maratón sigues oliendo a flores?

Así comenzó mi difícil tarea de encontrar un desodorante que me sirva en estos veranos infernales de la Florida. Probé decenas, desde la piedra lumbre, que sé que a muchas personas les funciona, a mi me irrita, hasta los más comerciales orgánicos, naturales, etc. y nada, ninguno era tan “bueno” como los cocteles de químicos.

Cuando probé por primera vez esta receta no lo pude creer. No solo es fácil de hacer, sino que te protege por más de 24 horas y sirve para ambos sexos.

Necesitas comprar algunas cositas la primera vez pero esto te dura un montón y puedes hacer muchos, muchos, muchos desodorantes.

Esta receta rinde para hacer 6 a 8 oz de desodorante.

INGREDIENTES

1/8 taza de aceite de coco derretido

1 taza de mantequilla de Aloe Vera (o shea butter en su defecto, yo soy más partidaria del Aloe Vera porque la consistencia queda más suavecita y con el Shea queda más arenosa)

1/8 taza de Tapioca Starch/Almidón de tapioca y de maiz también está bien. Puedes usar más si necesitas hacerlo más consistente.

1/8 taza de bicarbonato de sodio

1/8 taza de Arcilla de Bentonita/Redmon Clay

1/8 cdita de carbón activado en polvo

15-20 gotas aceites esenciales. Puedes usar: Eucalipto, Peppermint, Tea Tree, Lavanda, Limoncillo o cualquiera que te guste que no sea cítrico o caliente como la canela.

PREPARACIÓN

En una ollita a fuego lento, pon todos los ingredientes menos los aceites esenciales. Una vez todo esté derretido, lo sacas del fuego y le pones los aceites esenciales. Yo regularmente cambio el olor de mi desodorante y voy mezclando los aceites que te recomendé en la receta según el olor que quiero.

Si quiero algo femenino pues uso flores, pero como lo hago para Juanca y yo pues uso aromas que sean más neutrales y frescos, no tan floridos. El de Tea tree (Melaleuca) es importante, de ese siempre hecho alrededor de 5 gotas o más.

Una vez tengas la mezcla puedes probar metiendo una cucharita a la mezcla y luego poniéndola en el congelador por unos segundos, se va a poner de la consistencia que será una vez se enfríe así que si sientes muy liquido o duro tu desodorante, puedes sumar más Redmon Clay o aceite de coco respectivamente.

Envasa y mete al refri. Una vez tome la consistencia de crema, lo sacas y ya lo puedes usar. No es necesario que lo mantengas en el refri, a menos que vivas en un lugar muy caliente que lo tenga derretido todo el tiempo, pero hasta ahora, incluso en lugares muy calientes, no se me ha derretido, si acaso se pone más suave.

Usa una untadita de dedo y coloca en tus axilas como una crema.

Ahora sí ¡Feliz maratón!

Espero les guste esta receta.

Amor para ustedes,

Ana Bolena ∞ AlasdeOrquidea