Día 15: Transformación

El propósito de todas las almas en esta, y en todas las experiencias de vida, es transformarse; evolucionar una y otra vez hasta tocar la más alta frecuencia. Ahí, en donde la energía del amor se convierte en el hogar. 

Venimos a esta vida a elevar nuestra energía, a transformarnos en mariposas que llenen de color y arte el lienzo en blanco que es la existencia. 

La transformación depende de mi, de ti, de cada quien. Es nuestra absoluta responsabilidad y viene como resultado del trabajo interno, que fue la intención del día de ayer. 

Trabajar en uno mismo trae consigo la transformación. Morimos como somos para nacer en lo que nos convertiremos. Nos transformamos en cada etapa del camino cuando vamos creciendo y entendiendo que la vida no es sufrimiento y que venimos a seguir nuestro propósito.

Una vida en propósito es una vida en transformación continua.

Namasté,

Anna Bolena ∞ AlasdeOrquidea