Día 7: No juzgar

En estos días me doy cuenta de que cuando pongo intención específica en mi día, me vuelvo más consciente. Vivimos días sin intención, es muy triste, y me doy cuenta de que más del 90% de mi vida... –99%–... es muy posible que la haya vivido sin poner una intención específica a cada uno de mis días. 

Y para mi ha sido una total aventura tomar como bandera la intención de cada uno de estos días, me descubro cayendo justamente en lo que mi intención es evitar y en la mitad del camino me obligo a hacer un alto en seco y reivindicar; ir en pro de la intención.

Hoy la intención me lleva a poner atención en mis juicios, comprendiendo que es casi un lenguaje, una forma de comunicarme, para expresar mi punto, a veces debo enjuiciar a otro... ¿qué tal que trato de hacer saber lo que pienso sin hacer menos al que piensa diferente? 

Me descubro en mil y un juicios que hablan de mis limitaciones, no de los demás, es mi mente la que se pone parámetros para autosabotearse. Así, hago el alto en seco, y me descubro con la mente más abierta; con la mente más en paz. 

Namasté,

Anna Bolena ∞ AlasdeOrquidea