Lo que la conexión con mi ciclo menstrual me ha dejado

Present-Saved.jpg

Las huellas que deja un abuso sexual, a veces, parecieran permanentes. El camino de la sanación de nuestro cuerpo puede ser lento y lo hablo desde la absoluta experiencia. Por momentos llegué a pensar que esa huella duraría toda la vida, pero no me rendí, apliqué todo lo que tengo que voluntad y decidí hacer lo que fuera para sentirme cómoda en mi piel.

Yo pensaba que aquel abuso no había dejado huella en mí, que yo era una dura y no había permitido que ese personaje que llegó de la nada a mis 17 años, me marcara con un trauma. Pero, lo que no vi venir fue que mi trauma estaría escondido en la intimidad. Y no hablo de la intimidad del sexo, en esa área yo parecía estar bien, sino en la intimidad de un matrimonio.

Todo era perfecto, yo estaba recién casada, feliz y creía que no tenía ningún problema. Estaba completamente equivocada.

Poco a poco, conforme los meses y mi matrimonio pasaba, las cosas comenzaron a empeorar, mi mente me hacía sentir rabia y supe que tenía que hacer algo. Mi pollo ha sido el mejor terapeuta, eso no lo puedo negar, pero mi deseo, voluntad y disciplina fueron los que me trajeron hasta hoy, cuando ya no tengo esos miedos, ni esa resistencia, ni esa rabia.

Con la perspectiva que me da el paso del tiempo, veo el camino que he hecho y veo lo que claramente me ha funcionado. Creo que el día que le confesé a mi padre, hace año y medio, que había vivido un abuso a mis 17 años, abrió mi comunicación conmigo y con el mundo. No tenemos idea de lo que esos secretos que juramos guardar para siempre pueden hacerle a nuestro sistema.

Veo también y lo repito porque si tuviera un marcador le haría highlight, la ayuda de mi esposo ha sido fundamental, su paciencia, su amor, su no tomarse esos momentos en los que el raye aflora, personales. La pareja es nuestro mejor terapeuta y aprender a ser sanador y medicina para el otro genera lazos que difícilmente se pueden romper.

No les miento, hice desde hipnosis hasta retiros chamánicos. ¿Alguna terapia de la que quieras saber? Pregúntame, seguro ya la hice y esto no lo digo por bocona sino porque así de desesperada estaba. Curiosa y paradójica que es la vida, en un retiro chamánico hace ya casi 4 años, una de las abuelas me dio un yoni egg y me dijo que lo usara. Cuando me explicó que eso me lo metía en la vagina y simplemente esperaba a que saliera, entre 3 a 15 días podía durar y no tenía cuerdita como las versiones de hoy, yo pensé: esta señora está loca si cree que yo me voy a meter ese huevo por allá.

Ahora lo curioso y paradójico: lo que más me ha hecho avanzar, a pasos agigantados y sentir una sanación tangible ha sido la conexión con mi yoni (mi vagina), mi ciclo menstrual, mi útero, todo mi sistema femenino.

Después de hacer durante un año un ciclo ceremonial que yo misma creé con la ayuda de todas las herramientas que agarré en el camino, me di cuenta de la diferencia tan grande que experimentaba en mi piel. Me empecé a sentir más segura, chicas, les juro que yo antes no me paraba y hablaba frente a personas, dar una conferencia no estaba entre mis planes porque siempre he odiado el spot en mí. Tanto que en el colegio me gané un diploma por penosa (¿qué colegio premia eso?… En fin… esa es otra historia), pero no era pena lo que yo sufría cuando mi esposo hacía una payasada en algún lugar público, era inseguridad; yo sentía y era inseguridad de todo tipo.

Mi piel se llenó de barros, por supuesto en mi sistema dar la cara era peligroso, me subí de peso lo no imaginado, en fin… mi cuerpo, mi mente, mi todo gritaba trauma.

Comencé a seguir mi ciclo mes a mes, a documentarlo y ha hacer rituales y utilizar ejercicios terapéuticos que he ido cachando y practicando en el camino, desde el tantra, meditación, yoni eggs, el uso de wands, visualizaciones, respiraciones, ejercicios creativos, ejercicios prácticos, recetas... en fin… No importa el por qué estás buscando esta herramienta si por un trauma en específico o simplemente porque quieres conectar con tu femenino, cada una de las herramientas que te compartiré te ayudarán a t mejor desde el punto en el que estés en el camino.

Por eso he creado un curso muy sencillo que no requiere mayor inversión de tiempo, lo que sí requiere es un buen compromiso de tu parte a practicar durante 3 meses la conexión diaria con tu ciclo, te aseguro que después de esos tres mes, lo seguirás haciendo para siempre. Así fue que yo me quedé haciéndolo por siempre, lo hice durante un año seguido y ahora no paro de hacerlo y de crear e inspirarme con nuevos ejercicios que me sigan ayudando desde donde estoy.

Como les digo, esto se nota en todas las áreas de mi vida. Yo estaba un tanto dormida ante mis sueños, ¡y cómo no! Si mi sistema pensaba que el mundo era peligroso, yo vivía, inconscientemente, en un mundo en el que si me “exponía” me podían hacer daño, entonces no dejaba brillar mi luz.

Ahora, cada vez me da menos miedo brillar y me acepto más como soy, incluso hasta disfruto cuando la embarro y me veo intentar mejorar otra vez. Vivo para analizarme y transformarme, lo hago porque estoy segura que me merezco tener una experiencia de vida plena, me merezco ser feliz, me merezco sentir orgasmos y me merezco que mi cuerpo no sienta miedo. Me merezco una relación amorosa y saludable y me merezco una salud perfecta y eso incluye la expresión sexual de mi cuerpo.

¿Ya estoy del otro lado? No, definitivamente me sigo sanado y descubriendo nuevas maneras de ayudarle a mi cuerpo a sentirse cada día mejor, pero ya estoy en el punto, no solo en que lo puedo compartir, sino que me muero de ganas de compartirlo, de conectar con mujeres divinas como tú, que se merecen eso que acabo de decir ahí arriba.

A finales de Enero les cuento para cuándo programaré el curso. Lo que les puedo adelantar es que será una clase virtual de un par de horas y eso les dará la contraseña para entrar a una página cerrada de Mi Luna, en donde está todo lo que necesitas: los ejercicios, los diagramas etc.. y en donde cada mes subo nuevos rituales para implementar. Además quedaremos conectadas por medio de un grupo de whatsapp durante los 3 meses de su seguimiento, además de tarifas especiales para quienes quieren sesiones extras o acompañamientos especiales como el del Yoni egg.

Muy pronto les doy más detalles. Durante el mes de Enero estaré compartiendo contenido por instagram alusivo a cada una de las fases del ciclo menstrual. La próxima semana estará dedicada a la primer semana del ciclo: la menstruación.

Si quieres recibir cada ocho días mi newsletter con el contenido relevante de la semana, puedes hacerlo en el botón de abajo.

Espero que tengan un feliz domingo, brujildas, si tienen alguna duda ya saben que siempre pueden escribirme.

Un abrazo con amor,

Annie