Los días pre ovulatorios

yes.jpeg

Les escribo desde mis propios días pre ovulatorios. No planee escribir sobre cada fase del ciclo estando en ella, y se dio solito, justo me encuentro en mi día 7 del ciclo, en ese cruce de Invierno a Primavera, de muerte a vida, de recogimiento a extrovertimiento, de menstruación a pre ovulación.

Estos son los días posteriores a la menstruación, en un espectro del día 7 al día 14 considerando un ciclo de 28 días.

Te pongo un ejemplo: Si tu ciclo dura 28 días, entonces el día 14 es muy probable que estés ovulando, pero si tu ciclo es de 26 días entonces será el día 13. Lo cual también te dice que si un ciclo de 28 días se divide en estaciones de 7 días (7x4=28), un ciclo de 26 sería de 6.5 aprox por estación. Lo que hace de la primavera o fase preovulatoria desde el día 6 o 7 hasta los 12 o 14 días del ciclo.

Uno pensaría que estos días pre ovulatorios no son nada, no son menstruación ni tampoco ovulación, ¿entonces para qué los usaríamos? Ahí es en donde estamos confundidas y, de hecho, desperdiciando una fase muy poderosa de nuestro ciclo.

Piensa cuando se te va la menstruación: te sientes llena de energía, feliz, creativa, extrovertida, desinflamada, alegre y, muy importante ¡bien!

Estos días pre ovulatorios son importantes para hacerle el baile del cortejo a todo aquello que queremos fecundar cuando llegue el momento, o sea, si quieres quedar embarazada es el momento para filtrear con tu pareja y pensar en los lugares en los que van a ¡pum pum! para su cometido.

Si no estás buscando quedar embarazada pero, a lo mejor, estás buscando emprender en nuevo proyecto, es el momento de hablar con las personas, contar tus ideas y negociar pues en estos días te sientes sexy, segura y empoderada ¡qué mejor momento que para comenzar a crear eso que sueñas!

En estos días aprovecha para hacer ejercicio, meditar y adquirir nuevos hábitos. Sal con amigas, programa reuniones importantes de trabajo y realiza tus rituales de yoni.

Hazte duchas vaginales en los días posteriores a la menstruación pero no con productos comerciales sino con opciones naturales como el yogurt y el vinagre o las tinturas para regular el ph y limpiar profundamente.

Esta fase para mí es de salir y hacer que sucedan esas intenciones que sembré cuando estaba encuevada con una bolsa de agua caliente en la barriga y “friends” en el televisor. Es justamente el momento de hacer todo eso que no puedes hacer cuando estás en tus días sin sentir que te cansas en dos milisegundos: bailar, cantar, salir, usar zapatos altos y sentirte lo suficientemente segura para proponer tu idea en frente de quien sea. Estás en fase de Girl Power total y aprovecharla es lo más inteligente que podemos hacer.

Cuando sabes y entiendes que es normal sentirte apaleada durante 7 días pero que los próximos 7 estás con toda la pila puesta, es más fácil no darse palo y tenerse más paciencia; planear mejor la agenda para ser compasiva con nosotras mismas y aprovechar cuando andamos con la energía al tope y la creatividad despierta.

Aprender a vivir apegada a tu ciclo te ayuda a sentirte mejor emocionalmente, a sacar provecho de tus picos de energía para permitirte el descanso en tus momentos bajos como la menstruación y la fase premenstrual. Son estados de ánimo muy sutiles que cuando comienzas a documentar tu ciclo te das cuenta de que existen y es más fácil fluir.

No te pierdas el taller que he venido preparando durante un año: MI LUNA y en el que te enseñaré a documentar tu ciclo y utilizar cada día, cada estación, para conectarte más profundamente contigo misma y a sanar traumas, irregularidades y dolores que respondan a tu ciclo femenino.

Las amo,

Annie.