Masaje de Lolas

brest.jpg

¿Sabías que nuestros pezones tienen un montonal de terminaciones nerviosas y son capaces de llevarnos al orgasmo? Sin embargo, los pechos, las lolas, los senos, las tetas, también sufren de trauma y los desajustes del femenino hacen que Ellas se bloqueen y en vez de experimentar placer se vuelvan ariscas.

Sea este o no tu caso, este masaje en los pechos es erótico y bueno para la salud. Cuando tu pareja te masajea los pechos con deseo y amor se prenden todos tus superpoderes autosanadores.

¿Cómo hacer este masaje?

¡Fácil! Lo primero abrir tu espacio. Hagan su ritual de soltar e invitar a la práctica que está en la página de la clase principal, y una vez hayan terminado te acuestas y que tu pareja se ponga cómodo/a para comenzar.

Utilicen aceites como el de coco que además nutre tus pechos, usa aceites esenciales de flores que son femeninos y nos ayudan a sanar.

Tu pareja puede pasarte energía del color que la necesites a tus pechos, y tu puedes visualizar como por tus pezones sale luz de colores limpiándolos, sanándolos y dejándolos llenos de vibración de alta frecuencia.

Para masajear los pechos hazlo en un día que no sientas dolor previo a la menstruación para que sea más placentero.

El masaje se puede hacer suavemente sobre cada pecho de forma circular, horizontal y vertical con las yemas de los dedos lubricadas en aceite. Exploren qué te gusta, qué no y vuélvanlo algo placentero para ambos.

Luego pueden subirle un nivel dos y decirle tu pareja que trate de hacer el mismo masaje pero con su lengua.

Puedes hacer este masaje cuantas veces quieras. Tu pareja va a estar feliz de compartir contigo ese masaje.

Cuando te están haciendo este masaje pueden salir emociones reprimidas, respira a través de ellas, si dan deseos de llorar, llora, recuerden que nada es personal, pídele a tu pareja que siga con amor y que también respire. Visualiza que esas emociones se limpian de tu cuerpo dejando espacio para placer.

***Puedes parar el ejercicio si es abrumador. No tienes que seguir si no quieren. Puedes retomar otro día y volver a practicar. Recuerda que la práctica hace que limpies esas emociones que se meten e a la hora del sexo, una vez hagas esta práctica las suficientes veces, tu cuerpo se sentirá confiado y comenzarás a sentir el placer que estás supuesta a sentir.

Después de esto, estoy segura que sabrán qué hacer después…

Feliz masaje de lolas,

Annie