No es lo que quieres, sino cómo lo pides

©OnceUponsFairyDog IMG_0894_

La vida es una experiencia que no demora en llenarnos de cuestionamientos. ¿Por qué no recibo más dinero?, ¿por qué tengo que trabajar en lo que no me gusta?, ¿por qué mi relación apesta?, ¿por qué mis días siempre terminan en estrés?, ¿por qué subo de peso sin motivo?, ¿por qué me enfermo sin razón aparente?

¿La respuesta? ¡Porque tú mismo lo llamas!

Lo primero que tienes que entender es que el universo es un gran dador. Si no te metes eso en la cabeza, lo crees de verdad y vives bajo ese principio, entonces seguirás formulando preguntas que jamás serán respondidas.

Todo lo que se manifiesta en tu vida no es más que lo que has pedido. Tú crees que has pedido dinero, abundancia, salud y una pareja perfecta, pero realmente lo que has hecho es cuestionar al universo, ¿por qué no tengo más dinero?

¿Has oído hablar de eso del libre albedrío? Bueno, eso no es más que nuestra capacidad de tener lo que deseamos según las acciones que tomemos y la energía que les pongamos. Cuando cuestionamos nuestra vida, el universo no nos responde con lo que queremos, sino con lo que preguntamos. ¿Por qué no tengo más dinero?, tu energía primaria cuando haces esta pregunta viene desde la necesidad, no desde la gratitud. ¿Comienzas a comprender?

Para que la energía de cambio fluya hacia ti debes dejar de quejarte y comenzar a apreciar lo que posees para que venga más de eso. Si quieres más salud comienza a estar agradecido por tu salud; pero no sólo eso, comienza a llevar una vida más saludable, así le das al plano físico la posibilidad de manifestarse contigo en acción.

Cirila me compartió sus sentires sobre la terrible relación que tiene con su pareja: es un borracho, desgraciado, poco hombre. Le pregunté, ¿por qué estás con él? Su respuesta: porque él no se quiere salir de donde vivimos y a mí me gusta ese lugar.

Mientras la escuchaba no encontré nada de positivo en su forma de afrontar la situación. Ella era la víctima de un hombre que no la hacía feliz y, como víctima, estaba esperando a que un superhéroe viniera a salvarla de su miseria. Cero responsabilidad de su parte.

Si Cirila deja pasar la vida haciéndose puras preguntas que apuntan a lo terrible que es su existencia, así la vive: con el universo respondiéndole, una y otra vez, el por qué de su miseria; hasta que no cambies tu manera de formular la vida no cambiarás la forma de recibir.

Todo esto requiere de un cambio de raíz. Desde la voluntad de generarte pensamientos en positivo para entonces mandar las señales correctas al universo y, con ello, recibir lo que deseas, hasta la disposición de hacer los cambios en tu vida necesarios para dar cabida a lo nuevo y fresco.

No podrás conseguir un amor sano si estás instalado en una relación dañina. No podrás conseguir el trabajo de tus sueños si no buscas lo que deseas y comienzas a tocar puertas. No podrás acceder a la felicidad si, en vez de agradecer por las bendiciones que tienes te enfocas en lo que no te gusta de tu vida.

Así, en negativo, solamente recibirás de lo mismo que habite en esa vibración. ¿Quieres positivo?, entonces enfócate en lo positivo que tienes y verás la abundancia desfilar por tu portón.

                #GraciasPorConectar

Para conectar en Excelsior