Mi mañanero espiritual

image.jpg

Yo soy señorita rituales y no porque sean necesarios, los objetos, para conectar con nuestro poder, sino porque los rituales son especies de programaciones que le hacemos a nuestra mente y a nuestra energía que cada que los repetimos, por ende, se van volviendo aguas claras, navegables en las cuales siempre puedes ir más profundo.

Por eso te quiero compartir cómo es mi ritual mañanero idealmente, y digo idealmente porque mi ego y "no tengo tiempo, tengo otras cosas qué hacer, tengo que hacer tal o cual blah..." se mete y me estropea la disciplina de vez en cuando. Cuando me mantengo constante nutriendo mi ser, me siento más tranquila conmigo misma y experimento menos culpa y pensamientos terroristas. 

Para hacer este ritual completo necesitas 30 minutos de calma.

Todo comienza con Oil Pulling

1.jpg

El oil pulling es un remedio ancestral proveniente de la India, o sea remedio de abuela Hindú, que tiene numerosos beneficios, entre ellos: limpia las bacterias de la boca, equilibra tu ph, desinfecta tus encías, en fin de mejora la salud oral. 

Y como yo creo que todo tiene que ver con todo, pues creo firmemente que al cuidar la salud de mi boca, cuido la salud de mi comunicación y esa es la intención que le pongo a mis 5 minutos de oil pulling mañaneros. 

En mi baño tengo una botellita con aceite de aguacate o coco o ajonjolí o girasol u oliva, tu escoge, y al lado de esa botellita, tengo un tarrito con sales del himalaya. 

Cuando me levanto, pongo en mi boca un poco de aceite (que no te quede la boca muy llena para que puedas mover el aceite libremente, como dos cucharadas) y comienzo a moverlo suavemente por toda mi boca. Lo paso por entre mis dientes por el interior de mi boca.

Mientras tanto, me preparo mi té de la mañana. Por lo regular bebo agua de panela con leche de almendras (lo que en Colombia se conoce como tetero) o también me hago tés negros con leche de almendras o si tu tomas tu café en la mañana o tu mate, bebe lo que te haga sentir bien. 

tea.jpg

Cuando termino de preparar mi té, se han cumplido los cinco minutos. Así que con un poco de agua caliente que me sobra de mi té, la mezclo con agua fría en una taza para que quede tibiecita y le pongo media cucharadita de sales del himalaya. Revuelvo.

El aceite que tengo en la boca no lo escupo a ningún drenaje porque cada gota de aceite contamina 80 litros de agua, así que, como cualquier aceite de cocina utilizado, lo pongo en una botella de cristal y cuando la botella se llena la tiro a la basura según las reglas de mis basuras locales. 

Para eso, tengo una botella de cristal en mi vanity para escupir mi aceite utilizado. Una vez escupo, enjuago mi boca con el agua tibia con sal. Yo sufro de las encías, ya me han hecho cirujías, duermo con guardabocas y tengo que tener una rutina de limpieza muy estricta para no terminar otra vez en cirugía y cuando estoy juiciosa con el oil pulling mis encías lo demuestran claramente. 

Después de esto no necesitas lavarte los dientes, de hecho vas a ver que jamás has sentido la boca tan fresca. 

Esto no siempre lo hago aunque debería: después del oil pulling bebo un  vaso de agua tibia con una cucharadita de vinagre de manzana. 

Una vez mi boca está limpia, procedo a limpiar mi energía...

Ahora sí me voy con mi té a mi espacio de meditación, a mi altar. Cuando digo que tú haces el ritual "tuyo" es porque tú le das la forma, yo te comparto la forma que a mi me funciona.

Primero respiro y me centro   

2.jpg

Para eso utilizo mi mala o el rosario de mi abuela que siento que me conecta con ella y es muy poderoso. La mala tiene 108 respiraciones, el rosario tiene 68, tú decides cuántas respiraciones quieres hacer.       

Durante estas respiraciones hago ciclos de 10 o 15 bolitas (al ojo), por unas cuentas respiro atenta de mi respiración, luego por otro ciclo de cuentas repito afirmaciones con cada inhalación y exhalación, luego con otro ciclo activo mi kundalini apretando rítmicamente con la respiración mi zona perineal. También me gusta sentir gratitud por unas cuantas cuentas, en fin, tu puedes usar tus bolitas para lo que quieras (hasta chistoso suena).

Cuando termino hago una meditación, visualización, canalización, de cinco a diez minutos. A veces pongo mantras para cantar, o música binarual para meditar con ella, a veces pongo una meditación guiada en mis audífonos, tengo una lista de meditaciones en mi itunes que me acompañan siempre. Tú puedes poner una de mis meditaciones guiadas, si lo deseas :)

Ahora sí a recibir el mensaje del día

oracle cards.jpeg

Una vez termino mi meditación saco una carta de alguno de mis oráculos. Los agarro por temporadas, de repente ando muy pegada al de los ángeles, otras veces al de los animales, algunas otras al tarot. Me permito jugar, así que el que me resuene escojo. 

Leo mi mensaje del día y reflexiono en él en meditación o en mi diario escribiendo. 

Al final, escribo mi intención del día en una libretita que tengo en mi altar y la ofrezco al altar. Doy gracias, sonrío y ahora sí ¡estoy lista para comenzar mi día!

Diosas las invito, si no están aún, a que sean parte de Intuitive Writing Goddesshood, un círculo de mujeres en el que comparto, modero y acompaño todos los días este espacio para nuestro crecimiento. Si quieres pertenecer TOCA LA PUERTA AQUÍ

Te abrazo,

Ana Bolena ∞ AlasdeOrquidea