Tu Yoni es un Oráculo

©OnceUponsFairyDog IMG_0626_.jpg

¿Sabías que ese templo que tienes entre las piernas, es el mejor oráculo al que puedes acudir?

También fue una especie de shock para mi darme cuenta de que llevaba más del 95% de mi vida sin escuchar a mi Yoni, sin confiar en que allí, en donde también se guardan memorias, hay respuestas sabias y conectadas con nuestro propósito.

Fue un día que estaba frente a mi altar, en uno de esos rituales de Yoni que me preparo cada ocho días, que puse mi mano sobre Ella y simplemente pregunté. Le pregunté qué necesitaba hacer para limpiar el dolor que aún carga mi vientre, no solo de esta vida, ni de la mía, sino de mis vidas pasadas, y de mi linaje también.

Las respuestas fueron tan claras, tan elocuentes; mi Ana del diario no soy así de elocuente. Mi Yoni me habla con dulzura pero fuerza, me confronta y me muestra lo que necesito trabajar, lo que necesito respirar; Ella enciende una luz en mi camino que siempre busca estar más en consonancia con esta piel que habito.

Y es curioso, que mientras escribo, vienen lágrimas. No son de tristeza, de hecho creo que reconozco la alegría en ellas, un tanto de nostalgia porque el dolor femenino es algo que me duele y me dolerá hasta el último día de mi vida. Y no lo digo en tono dramático, sino porque entiendo que estamos sanando y que algunas mujeres son voluntarias para elevar la consciencia con su experiencia, su dolor, a veces su muerte. Y las honro tan profundamente, honro su Yoni porque es de ahí de donde sale la fuerza para hablar, para levantar la voz y hacer historia.

No solo esta fuente infinita de poder es un oráculo para nosotras, sino para nuestra pareja también. Establecer una conexión sagrada con nuestros genitales abre la puerta hacia una nueva dimensión de comunicación sexual.

Los genitales guardan una energía creativa infinita, tanto los de Ella como los de Él, conectarse con esa energía de tu pareja desde una óptica de ritual, de espacio espiritual, profundiza los lazos y ayuda a que la comunicación en la pareja fluya mejor.

¿Cómo conectas con tu Yoni?

Simple, recuerda que la intención es tu guía. Lo primero es encontrar esa sabiduría en ti antes de compartirla con tu pareja. Así que abre el espacio, pon velas, cristales, tu diario, aceites, lo que sea que uses como herramientas de poder. Hazlo desnuda, por eso es importante que tengas un espacio privado para ti, para que te sientas cómoda portando solamente tu piel.

Te vas a sentar como te sientas cómoda. Vas a meditar un momento para centrarte. Calmas tu mente y llegas al momento presente. Te anclas con la sensación de desnudez, con los olores, con la incomodidad, si es que la hay, en tu cuerpo o experiencia. Vives el momento.

Entonces bajas tu atención a tu Yoni y visualizas que estás respirando a través de Ella, al inhalar aprietas los músculos de tu suelo pélvico, al exhalar los relajas. Así por unas diez rondas, y cuando te sientas conectada y lista, puedes poner tu mano izquierda sobre tu Yoni y la derecha hay varias opciones que yo hago: agarro un cristal, una rosa, o algo con lo que quiera conectar en su energía.

También la puedes poner en algún mudra o solo mirando hacia arriba abierta a la energía del cosmos o conectada al suelo con la Tierra. Lo importante no es que sigas mis instrucciones sino a tu intuición, recuerda, eres Bruja, tú sabes cómo hacerlo, sólo déjate llevar y confía.

Una vez te encuentres conectada con tu Yoni, háblale, salúdala. Este fue un momento muy emotivo para mi, darme cuenta de que nunca le había hablado, siempre la veía como algo que ahí estaba y ya, servía para tener sexo, para hacer chi-chi y para tener hijos. Es muy profunda la emoción que se siente, darnos cuenta de la falta de consciencia que tenemos alrededor de nuestro amoroso Yoni.

Así que solo habla, dile, pregúntale y luego, guarda silencio. Trata de mantener solo tu atención en la energía de tu Yoni, mantente en ese espacio y no te permitas migrar a tu cabeza, solo tu Yoni, tu vientre, tus ovarios y tú.

Permite que las respuestas y las reflexiones lleguen, deja que todo se manifieste, llora si así lo sientes, ríe si así lo sientes, deja que tu Yoni te guíe por uno de los rituales más profundos que puedas hacer contigo misma.

Una vez establezcas una relación con tu Yoni, invita a tu pareja a que también se comunique con Ella. Abre el espacio, utiliza tus elementos de poder, enciende velas, pónganse en la postura que sea cómoda para ustedes en donde la mano izquierda de tu pareja repose suavemente sobre tu Yoni.

Tu pareja debe de pedir permiso en su mente a la energía de tu Yoni para que se abra y se compenetren. Una vez encuentren este espacio, tu pareja puede preguntar, hablar, decir y luego escuchar, permitir que las reflexiones e imágenes lleguen, que el amor los conecte desde una dimensión que se abre cuando practicamos con rituales e intención.

Por favor no duden en escribirme si tienen dudas o en compartir sus comentarios en la parte de abajo.

Les mando todo mi amor, Brujas (y Brujos que se interesan por su femenino y leen estos textos),

Ana Bolena ∞ AlasdeOrquidea