Taller 26 oct | Organiza tu tiempo. Logra tus metas.

Trabajar con mujeres es revitalizante. Sentir la energía de cada una de esas diosas que vienen a conectar con su interior con la intención de ser más felices y llevar una vida más apegada a la hermosa responsabilidad de ser mujer.

Ayer en nuestro segundo taller de octubre les compartí mi herramienta consentida para organizar el tiempo y que me ayuda todos los días a manifestar el mes que quiero. 

Así es, cada mes visualizo qué deseo manifestar en mi vida pero solo por este mes. Esta herramienta es para manifestar a corto plazo. Es por eso que este método es muy bueno para manifestar los pequeños pasos hacia las metas a largo plazo. Sin embargo, esta organización no solo te ayuda a eso, sino a integrar hábitos a tu vida. Desde hábitos físicos como ejercicio o alimenticios, hasta fomentar tus relaciones: llamadas a familiares, momentos de calidad con tu pareja o tus seres queridos etc. 

Luego, escribo cuáles son mis obligaciones y mis deseos. Las obligaciones son todo eso que tienes que hacer: trabajar de 9 a 5 o ir por los niños al colegio etc.. Las cosa inamovibles. Y los deseos son los nuevos componentes de tu día ideal. 

Recuerda que la clave de integrar nuevas rutinas a tu vida es no ser abrumadora contigo misma. He descubierto que si una de tus intenciones, por ejemplo, es hacer ejercicio, debes de ser sutil para poder cumplirlo. 

Ayer, Juliana Moreno, una de las diosas que asiste a estos talleres, nos compartió que para ella hacer ejercicio una hora diario, más sus labores personales y familiares, es un acuerdo que puede sabotearse fácilmente. Ella, encontró unos programas de ejercicios que con 18 minutos diarios hace una buena práctica de mover y fortalecer su cuerpo. 

A esto me refiero con no ser abrumadoras. Ponte metas que sientas que puedes cumplir para que poco a poco avances. Si pasas 6 meses haciendo 18 minutos de ejercicio diario, casi estoy segura que el cuerpo comienza a pedir más y poco a poco abres más espacio si eso es lo que vas sintiendo. Así, no la sufres y todo es más fácil.

Eso es tener compasión contigo misma. Nos ponemos demasiadas cosas encima y luego no cumplimos ninguna, experimentamos culpa y sensaciones de fracaso en nuestros intentos de hacer algo que queremos hacer pero que creemos que no tenemos la voluntad de hacerlo. 

Sigamos con el método: una vez tengo mi proyección del mes, organizo mi semana. En mi caso, lo hago los lunes. El primer lunes de cada mes, hago mi proyección y mi agenda de la semana. 

Mi agenda la llevo en un cuaderno, un vil cuaderno. A mi me gusta tener espacio para rayar, escribir, señalar etc. Así que cada agenda semanal consta de una página final de PENDIENTES. 

Siempre conforme la semana avanza salen cosas que tenemos que hacer, si son cosas que se necesitan hacer ya o pronto, las acomodas en tu agenda de la semana, pero si son cositas sin urgencia: llevar la ropa a la lavandería, arreglar mi closet etc, mandar la presentación que todavía me queda una o dos semanas, en fin, cosas que puedes postergar, los anotas en PENDIENTES.

Cada lunes cuando hago mi agenda semanal, agarro esos pendientes y los meto en mi agenda. Así es, este sistema no me permite postergar más que una semana lo que antes podría llevarme un mes o dos, completar. 

Ayer, todas se fueron con su mes de noviembre organizado, con nuevas metas y compromisos a seguir. Hicimos visualizaciones escritas, meditamos, conectamos con nuestra energía femenina creativa, y hasta un calendario semanal ya hecho se llevaron. 

En la foto de todas, de abajo para arriba, de derecha a izquierda : Valeria, Andrea, Luisiana, Marcela, Juliana A, Verónica, Juliana M, Carolina, María, Ana Bolena, Carolina. 

Mi invitación es a probarlo un mes. Solo un mes, a ver qué pasa. A mi me motiva mucho verme cumplir mis propias metas, me motiva tachar cada una de las cosas que completo y me explota la motivación cuando termina el mes y veo que, en efecto, avancé, que pude integrar un nuevo hábito y que no me voy con culpa a la cama porque pasó un mes y otra vez no hice lo que quería. 

La organización me ayuda a dormir mejor y a no sentir el peso de todo lo que tengo que recordar. Esta organización me ayuda a tener la energía de mi mente puesta en creación y manifestación y no siempre con esa sensación de que no me rinde el tiempo.

¡Qué bella noche tuvimos!

Gracias a las mujeres que vienen a compartir este espacio. Me dejan llena de amor. 

Love you, girls. 

Ana Bolena ∞ AlasdeOrquidea