Meditación para sanar la Energía Femenina

CONECTA CONMIGO EN HOLA@ ALASDEORQUIDEA.COM (LA DIRECCIÓN COACH@ALASD... DESAPARECERÁ PRONTO)

Hoy en día la energía femenina es la energía de transformación, sin embargo, no quiero que leas esto como que ya estoy diciendo que las mujeres rockeamos y ellos apestan. No, ya no estamos en kinder :) La energía femenina está presente en todos nosotros, hasta en el macho que se cree más macho que el macho alfa más alfa del universo. Si, mi querido amigo homofóbico, no solo usted vive en las cavernas sino que también tiene energía femenina en su ser.

Hombres y mujeres tenemos ambas energías equilibradas en nuestro cuerpo, pero muchas veces, las mujeres damos demasiado terreno a la energía masculina en nuestro ser y desequilibramos todo.

Justo por eso las transiciones que nuestras generaciones de mujeres atraviesan y han atravesado; olvidamos el equilibrio de dar y recibir. La mujer da con su pecho y recibe con su vientre, el equilibrio entre este ciclo infinito de amor, es la clave de la feminidad sagrada.

Estamos en una era de evolución, de paso a otras dimensiones energéticas y por eso sentimos, no solo que el tiempo se pasa demasiado rápido, sino que necesitamos conectar con nueva información que llene algunos vacíos que sentimos.

Hoy es la energía femenina la que está a cargo de la siguiente evolución de este gran ser que somos, no en el que vivimos, ojo, SOMOS.

Así que tanto hombres como mujeres estamos necesitando despertar ese lado femenino–recibidor para ser receptores de la sabiduría ancestral y comenzar a evolucionar conscientemente. 

La conexión con la Luna es importante. Y no me refiero a la luna solo como astro sino reflejada en nuestro ciclo femenino. 

Las mujeres debemos aprender a conectar con nuestra sangre y a no tenerle asco, ¿por qué tenerle asco a nuestro propio cuerpo? Hoy debemos ser más conscientes de lo que usamos en nuestro periodo y de las herramientas alternativas que hay para conectar con nuestra sensualidad, sexualidad y movimiento. 

Las tradiciones de nuestras culturas desde las tribus del norte, hasta las tradiciones del sur  destacan la importancia de la relación de la mujer con su Luna, con su poder creador y con la urgencia de volver a honrar todo ese femenino para el equilibrio de la nueva era. 

Yo sufría de terribles cólicos, dolores que me hicieron desmayar, espasmos con hemorragias que me bajaban la presión. Fui a varios ginecólogos  buscando el por qué. No tenía nada, aparentemente había heredado los cólicos de mi mamá, es posible que de mi abuela también.

La energía se hereda, así que lo que yo he heredado de mi madre y mi madre de nuestra linea sanguínea femenina, es un dolor de linaje. Nada qué hacer o trabajamos en ello o seguiremos repitiendo los patrones de conducta y por ende tendremos los mismos resultados. 

Sanar el vientre no se hace ni con una meditación, ni con un retiro, todo mi camino espiritual ha sido para sanar mi vientre, llevo varios años en ello y aún siento que queda tanto por abrir, por desaprender y empoderar. Así que si tu ego te hace creer que todo está bien, busca más profundo y encuentra todo aquello que haya por limpiar en tu linaje.

La visualización ha sido una herramienta fabulosa en mi camino y es por eso que no solo me sano con ella sino que amo compartirla. Es justo en ese momento cuando se me acaba mi miedo de hablar en público y me conecto con el momento presente sin ninguna expectativa de nada. 

Mientras escribo esto, es mi primer día de luna y es mucho decir que yo esté escribiendo. Lo que hace unos meses sería un día de cama y "friends" en la tv, ahora es un día productivo en mi vida, ahora es un día con energía.

Conforme vamos equilibrando nuestros ciclos, entendemos que cada etapa de nuestro ciclo lunar es diferente. Y con cada etapa somos diferentes energías. Hay que saber utilizar esa energía de manera natural. Hay momentos que nos sentimos sensuales y otros que la introspección es como un imán. Aprender a honrar esas necesidades instintivas de nuestro ser, nos da el balance.

En las tradiciones indígenas, en sus 9 primeros días de Luna (cuando llega el periodo menstrual), la mujer entra en estado de retiro, de introspección. Ofrenda su luna y la siembra en la tierra como muestra de amor a la gran energía femenina Pacha Mama. 

VE AL MI POST SOBRE LA SIEMBRA DE LA LUNA

Del día 10 al 22 de la luna es cuando la mujer abre su vientre a la fertilidad sagrada recibiendo las bendiciones de fertilidad por la ofrenda entregada. 

Del día 23 al 28 (o 30) de la luna son los días de sexualidad sagrada  en pleno gozo de nuestro cuerpo y libertad en el placer. 

Entiendo que en esta vida contemporánea, enterrar la luna no solo puede sonar abrumador sino poco práctico. Pero no es necesario que hagas todos estos rituales si no resuenas con ellos. Todo es a su tiempo, yo supe de la siembra de la luna mucho tiempo antes de comenzar a practicarlo, como el Yoni egg, cuando lo conocí dije "No way, José!" y ahora es una de mis herramientas favoritas para elevar mi sensualidad y trabajar con mi energía femenina. 

 

La invitación que hoy hago es a dar un pasito más en la sanación de nuestro vientre honrando a nuestros ancestros, honrándolas como mujeres sabiendo lo complejo y a la vez hermoso que es encarnar como mujer. La invitación que hoy hago es a quitar las telarañas de la mente sobre nuestra luna y honrarla, porque es sangre de nuestro cuerpo, sentir asco de ella es sentir asco de nosotras mismas, de nuestro linaje, de nuestras madres. 

Las llamo a ser más conscientes, a que se protejan en su luna con productos sin blanqueadores ni algodones con químicos. Existen muchas otras marcas que son orgánicas y limpias de agentes que causan resequedad y enfermedades más graves. Pueden probar las copas que son una excelente opción para las mujeres que quieran ofrendar su luna*. Muy pronto compartiré sobre eso. 

Te llamo a que no te sientas enfermas cuando viene tu menstruación, a que no te dopes de pastillas porque sientes el primer intento de dolor. ¿Qué tal meditar con él?, dialogar, preguntarle para qué está manifestándose? 

La meditación es un camino que me ha ayudado mucho para sanar mi cuerpo. Recuerda que todo comienza en la mente, en los bloqueos que tenemos, las creencias que nos instalaron,  desde nuestros padres, la religión, los maestros. También, nuestros vientres llevan las huellas energéticas del pasado sexual, desde parejas hasta traumas como abusos etc. Si a eso le sumamos las creencias culturales y hasta de huellas energéticas de vidas pasadas, entonces nos podemos dar cuenta de que, si somos energía y cargamos tantas densidades en forma de ideas o pensamientos, comenzar por la mente es una buena forma de iniciar un proceso de sanación.

El cuerpo responde a las leyes físicas, sin embargo, nuestro cuerpo no solo tiene la dimensión física, sino la mental y la energética. Somos un todo integral que si no está balanceado se manifiesta tanto en estados mentales como en enfermedades físicas. 

No quiero decir con esto que te alejes de la medicina o de un diagnóstico, cuando se trata de nuestra salud hay que encontrar las respuestas desde todas las ópticas posibles para darle solución informada e integral. Hay veces que usamos demasiado la medicina y nos tomamos lo que sea con tal de no sentir un dolor de cabeza o un cólico, cuando muchas veces, la sanación está en sentirlo, identificarlo y observarlo. Hay veces que por miedo de ir a un médico, la gente pierde la vida. Equilibrio, siempre equilibrio.

La meditación nos ayuda en el plano mental, en el plano que previene y como asistente cuando la enfermedad se muestra. En mi caso, decidí no tomar pastillas para el cólico y asistirme de meditación para liberar la tensión de mi vientre. Por supuesto, si no tengo nada físico visible por la medicina, entonces la marca debía estar por allá, por donde la medicina no llega y lo energético aparece. 

Es importante que sepas que la ciencia y el Mindfulness andan comprometidos en bonito matrimonio, esto porque se han demostrado los beneficios de la meditación en las dimensiones física, mental y energética del ser. 

Esta meditación que te comparto es una visualización para asistirte en el camino de la sanación de tu vientre. El proceso es tuyo para vivirlo y para escoger las herramientas de sanación en el camino. Recuerda que todo, TODO, lo que se manifiesta en el vientre: desde cólicos hasta problemas reproductivos tienen una explicación física, pero también una energética y en esa explicación energética muchas veces podemos encontrar la causa de las manifestaciones físicas. 

Conectar con nuestra energía femenina en su más pura esencia es la forma de sanarnos a nosotras mismas, a nuestras familias y a nuestras futuras generaciones,

Por todas mis relaciones,

AlasdeOrquidea

*Para ofrendar la luna puedes ir a LA SIEMBRA DE LA LUNA para entender mejor de lo que se trata.