Círculo de Mujeres: Be Your Own Oracle | Medellín

Mira el video :)

Hace muchos años no iba a Medellín. Esta tierra me vio crecer, y a la cual viajaba todas las vacaciones de mi infancia para pasar largas temporadas con mis abuelos. En esta tierra aprendí a montar a caballo, a comer mazamorra, parva y migado en chocolate. Esta es la tierra de mis viejos, de mis ancestros, que me recibió con amor, recuerdos y mucha nostalgia. 

Ya en la Tercera edición de este Círculo de Mujeres/ Taller BE YOUR OWN ORACLE, ¡nos fuimos lejos de casa para compartirlo! Caro Jimenez y yo, volamos a esta bella ciudad para crear, una vez más, un espacio mágico para que las Brujas, que ya salieron del clóset, nos juntáramos a hacer magia en círculo. 

Estos espacios siempre me llenan de amor el corazón, no solo porque el momento es mágico e inspirador, las historias de todas, sus emociones en crudo y sus abrazos honestos, sino porque me deja amigas para la vida, hermanas de círculo y una comunidad que crece de a pocos pero seguro, sabiendo que cada una de las Diosas que me acompañan en este camino, son sostén divino para mi.

Este círculo se dio de una manera tan fluida que cuando menos nos dimos cuenta ya estábamos montadas en un avión. En diciembre, compartí en AlasdeOrquidea un proceso de Sanación con la Madre, por ese camino apareció una hadita preciosa llamada Maria Aleja. Ella con su dulzura y alma auténtica tuvo la gran idea de organizar y hacerle la logística a ese círculo que ya prometía tanto amor. 

Obvio, uno con sus limitantes comienza a pensar ¿y será que si hace sentido? ¿Será que sí va alguien? ¿Será que vamos a estar Caro, Maria Aleja y yo sentadas solas en ese círculo? Y así, por más que nuestra mente intentó sabotearlo, nos tiramos al vacío y nos llevamos un bellísimo aprendizaje.

IMG_2919.JPG

¡La vida me puso el regalo de que mi Madre coincidiera viajando en Medellin! Y mejor aún, ella se sentó a mi derecha en el círculo como una hermosa muestra del sostén que nos dan nuestros ancestros, estoy segura que mi abuela estaba a su derecha y así todas nuestras mujeres.

El lugar que nos recibió y abrió las puertas de su alma y corazón fue Rumah Soul Up, un lugar que, si vives o visitas Medellin no puedes perderte.

Moni, su creadora, es una mujer de esas inspiradoras y que quieres que sea tu amiga para siempre. Mujer fuerte, independiente, bella por dentro, por fuera y por donde la mires. Alma gigante que se imaginó un lugar para exaltar el espíritu y conectar por medio de la pintura, los colores y la conciencia.

Bendito el cielo, Moni y Mariale son amigas y Rumah Soul Up ahora es casa, templo, lugar al que queremos volver una y otra vez. 

Esa noche no llovió, aunque venían de una racha de 3 semanas de tormentas, de hecho, Medellín me recibió, un par de días antes del círculo, con una tormenta que me hizo pensar, una vez más: donde llueva así ese día, ni mi mamá va a ir (ja!)

Esa noche, Mariale y yo, que no nos habíamos conocido en persona, desatrasamos cuaderno y nos contamos nuestras vidas en un tiempo record de 4 horas. Entre vinos y risas ella me hizo ver que ya el solo hecho de estar nosotras en círculo era un gran regalo.

De Medellín me llevo la sonrisa de mis nuevas amigas, su dulce voz, sus palabras transformadoras. Me llevo las lágrimas de emoción de mi madre, las de las demás que nos ayudaron a acabarnos los kleenex, me llevo las historias de cada una, la alegría que les provocó crear su propio Oráculo, la fluidez con la que recibimos todas nuestros mensajes y la gratitud de sus corazones.

Créanme, Diosas, que nosotras nos llevamos tantos regalos como ustedes.

Como siempre, trabajar de la mano de una Alma Gemela es juguito dulce para el alma. Caro es una de esas personas que te encuentras en tu camino y sabes que es por siempre, que serán hermanas, amigas, madres la una de la otra, pero sobre todo Diosas que unidas bajo el mismo vientre creador de la madre tierra.

Gracias a todas las mujeres que hicieron parte de este sueño hermoso. Gracias a Moni, Mariale, a mi Madre y las abuelas de cada una de las presentes, por llevarlas hasta allí y unirnos en SISTERHOOD.

Gracias a BE YOUR OWN ORACLE por llevarme a sanar mi linaje, por acercarme a mis abuelos y por tantos recuerdos y memorias.

Gracias por el camino, por nuestros pasos y por el amor que hoy siento en mi corazón,

Ana Bolena ∞ AlasdeOrquidea